jueves, 4 de diciembre de 2014

¿CÓMO SABER SI TU TRADUCCIÓN LA HA HECHO UN PROFESIONAL?



Quisiera comenzar este post citando una frase del Premio Nobel de Literatura, José Saramago, quien en relación con el trabajo de la traducción, apuntó: “... los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal”.

Y qué razón tiene, pues los traductores desempeñan un papel mucho más complejo de lo que a simple vista puede parece. Cuando una empresa de traducción asigna un texto a un traductor profesional se deben tener en cuenta varios factores. El primero es que el profesional tenga experiencia, esté preparado y/o sea experto en la materia sobre la que versa el documento a traducir, pudiendo así aportar la calidad y precisión necesarias a la traducción encargada.

Del mismo modo, es muy importante que los traductores sean personas nativas en la lengua de destino de dicha traducción para que los matices del significado y el estilo comunicativo del cliente puedan mantenerse. Una buena traducción es aquella que provoca en el público la misma reacción que el texto original; y para ello el profesional encargado de realizarla debe ser capaz de adaptar el sentido del humor, los giros literarios y los juegos de palabras al texto traducido.

Podríamos decir que una traducción es aquella que, de manera fidedigna, refleja con suma exactitud el contenido del texto de origen y que ha sido adaptada de manera escrupulosa, por el traductor, a la cultura y costumbres de la lengua de destino. Muchas veces he oído decir que la buena traducción es aquella que NO se nota que es una traducción, valga la redundancia.

No debemos olvidar que, antes de que la traducción llegue a manos del cliente, SIEMPRE, debe pasar primero por los “minuciosos” ojos de un corrector profesional, que, al igual que el traductor, debe contar con las características de un lingüista, ser un experto en la materia en cuestión y especialista en la comunicación intercultural para mantener viva la frase que tanto escuchamos en este mundo de la traducción... “la esencia del texto”.

Me gustaría, pues terminar este post como lo comencé, citando a un literato de talla mundial, como Gerge Steiner, Profesor Emérito del Churchill College, escritor y teórico de la literatura: “... Sin la traducción habitaríamos provincias lindantes con el silencio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada