viernes, 19 de diciembre de 2014

EXPRESIONES COLOQUIALES EN INGLÉS



Son muchos los métodos de estudio que existen para aprender un idioma. En el aprendizaje de cualquier lengua, la gramática y el vocabulario se convierten en pilares fundamentales de cualquier plan de estudios.

De hecho, muchos profesores, sobre todo hace años, creían, y así lo transmitían a sus alumnos, que con las expresiones formales, la gramática y el vocabulario que nos enseñaban podríamos viajar a cualquier lugar del mundo siendo capaces de entender y hacernos entender a la perfección con los nativos de dicho lugar.

Pues bien, es más que evidente que eso no es del todo cierto. Si tomamos el ejemplo del inglés, observaremos que viajando a un país anglosajón, a E.E.U.U o a Canadá, dónde el inglés es la lengua materna, nos daremos cuenta de que los nativos utilizan vocablos y expresiones que no salen en los libros que estudiamos y que nada tienen que ver con las “perfectas estructuras gramaticales” y vocabulario que a lo largo de la enseñanza de este idioma hemos adquirido.

¿Qué sucede con ese inglés que resulta nuevo a nuestros oídos?

En el post de hoy hablaremos de estas expresiones coloquiales o jerga, entendiendo por ellas tanto frases hechas con significado concreto, que asemejan a los refranes españoles, como vocabulario específico utilizado en contextos concretos a nivel regional y mundial. Una jerga que, resultando paradójico, es la más utilizada en el día a día entre los nativos del lugar y a la que menos tiempo se le dedica en la enseñanza de una lengua extranjera. Algo que parece estar cambiando pues cada vez son más las escuelas de idiomas y las academias de idiomas que subrayan a los profesores la importancia de hacer llegar a los alumnos este inglés coloquial. Echemos pues un vistazo a algunos ejemplos.

Si viajamos a Australia y queremos ser corteses por la mañana y saludar educadamente a los nativos del lugar no debemos pronunciar el mundialmente conocido: “Good Morning” sino “Good day, mate” una expresión para dar los buenos días y saludar de manera cordial, educada, y hasta un tanto afectiva. Si ampliamos el radio de uso de diferentes expresiones coloquiales, debemos saber que en la mayor parte de los países angloparlantes para decir “Sí” y para decir “No” se utilizan las palabras “Yeah” y “Nope” respectivamente.

Expresiones coloquiales en inglés

Conozcamos y analicemos otros modelos de expresiones coloquiales:

A) “To bunk off”; aunque “bunk” significa litera y el verbo “to bunk” significa largarse, esta expresión equivaldría a la española “hacer pellas” o “hacer novillos” o “hacer pirola”.

B) “Go fry an egg”: Si la traducimos de manera literal diríamos: “Ir a freír un huevo”. Adaptada al español y buscando su equivalencia esta expresión la utilizaríamos cuando quisiéramos decir: “Vete a freír espárragos”

C) “The green stuff”: “la pasta” para hacer referencia al dinero.

D) “To hit the town”: la traducción literal sería “golpear la ciudad” y... sabéis cuál es su significado: “salir de marcha”.

También tenemos expresiones coloquiales que se asemejan a los refranes españoles, como por ejemplo estas dos que analizamos a continuación:
           
            1. “You cannot make an omelette without breaking some eggs”. En esta segunda expresión la traducción literal sería: “no puedes hacer una tortilla sin romper algunos huevos”. Equivalencia en español: “Quién algo quiere algo le cuesta”.

            2. “To put all your eggs in one basket”. Su traducción literal sería: “poner todos tus huevos en una cesta” y la expresión equivalente en español sería: “Jugárselo todo a una carta”.

            3. “To ask for the moon”. En español tenemos una expresión similar, en cuanto a traducción literal, y sería: “Pedir la luna” que utilizamos cuando queremos decir que alguien quiere pedir algo que casi resulta imposible de conseguir. Sin embargo, la traducción correcta de esta frase sería: “Pedir peras al olmo” que tiene un significado y connotaciones diferentes ya que la utilizamos cuando queremos decir que es imposible conseguir u obtener lo que se quiere de la cosa o persona a la que estamos haciendo referencia.

Por todo lo expuesto anteriormente, podríamos concluir remarcando la importancia de conocer en su totalidad un idioma para trabajos tales como el que concierne a este blog; la traducción. Todas estas expresiones coloquiales y giros del lenguaje sólo pueden ser plenamente conocidas y perfectamente traducidas por personas nativas, de ahí la importancia de la que hablamos en el post titulado “¿Cómo saber si tu traducción la ha hecho un profesional?” de que una traducción debe realizarla siempre una persona nativa o experta en la lengua de destino, conocedora cien por cien de todos los entresijos gramaticales, juegos de palabras y dobles sentidos que un idioma alberga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada